El 95% de los europeos se conecta a Internet durante las vacaciones, según el estudio publicado por Brocade sobre una encuesta 500 ciudadanos de toda Europa.

Las vacaciones son para ¿desconectar? El 95% de los ciudadanos europeos se conecta a Internet durante su periodo de vacaciones, para no tener que desconectarse de su email, tanto personal como de trabajo, de las redes sociales o de otras páginas de entretenimiento online. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por la compañía Brocade, que ha encuestado a 500 ciudadanos de toda Europa.

La mitad de los encuestados tiene previsto acceder a Internet al menos una vez al día en su lugar de vacaciones, mientras que más del 40% busca expresamente destinos o alojamientos que les proporcionen una conexión a Internet permanente, en cualquier lugar y en cualquier momento. Por ejemplo, un cuarto de los encuestados aseguraron haber accedido a Internet desde la playa, y un 4% se había conectado hasta en la selva.

La penetración de Internet en Europa es superior a la media mundial (67% frente al 27%) y el número de usuarios ha crecido casi un 260% desde el año 2000. Los usuarios de hoy día quieren acceder desde dondequiera que estén, y el uso de dispositivos móviles se ha disparado en los últimos años.

Teniendo en cuenta que además el ‘streaming’ de vídeo y televisión pronto superará al tráfico web y de Internet es fácil ver como los hábitos de consumo de Internet están cambiando, incluso a la hora de planificar las vacaciones en función de la conexión a Internet, asegura la compañía.

Según el estudio, la mayoría de los encuestados se lleva al menos un dispositivo móvil de vacaciones, ya sea un portátil, un smartphone o un tablet, y lo utiliza para mantenerse en contacto con amigos y familiares. Sin embargo, el 84% prefiere utilizar los smartphones en las vacaciones, frente a dispositivos más grandes como ordenadores portátiles.

Un 40% admite que no les gusta estar desconectados de sus redes sociales y tan solo el 7% de los encuestados admite no acceder a Internet mientras está de vacaciones.

Además, cerca de un tercio de los encuestados utiliza sus dispositivos móviles durante sus vacaciones para temas de trabajo, concretamente para comprobar sus emails, descargar documentos o simplemente para estar disponibles para sus clientes o compañeros de trabajo, a pesar de que casi el 60% admite que ello a veces provoca roces con su familia o amigos, que quieren descansar.