Siempre me gustaron los viajes. No estos viajes que te pasas en un hôtel bebiendo cocktails todo el dia, pero estos viajes que te cambian, estos que te dejan una marca en el alma.

Lo mejor de todos fue la Sierra Nevada, tenia que dedicarle por lo menos este blog.

Buena lectura